lunes, 11 de diciembre de 2017

APLAUSOS: EN LIMA LA PEÑA EL PUNTILLAZO DECLARA DESIERTO SU PREMIO Escribe JAIME DE RIVERO

Codiciada Puntilla de Plata que se otorga al diestro que realiza la mejor lidia dependiendo
 de las condiciones del toro, durante la Feria del Señor de los Milagros  
EN LIMA LA PEÑA EL PUNTILLAZO DECLARA DESIERTA LA PUNTILLA DE PLATA 2017 
La Peña Taurina El Puntillazo de Lima declaró por mayoría de votos desierto el premio “Puntilla de Plata” que cada año se entrega al matador de toros que realiza la mejor lidia dependiendo de las condiciones del toro, durante las corridas del abono de la Feria del Señor de los Milagros que ha concluido recientemente.
De acuerdo a la nota de prensa circulada, para la deliberación se seleccionaron cuatro faenas que a juicio de los socios de la peña podían ser candidatas al premio, siendo el resultado de la votación: desierto (7 votos); Enrique Ponce, 1° toro de la   corrida inaugural (6 votos); Joaquín Galdós, 6° toro de la corrida inaugural (2 votos); Andrés Roca Rey, 4° toro de la última corrida (0 votos); y José María Manzanares, 2° toro de la última corrida (0 votos).
La Peña Taurina El Puntillazo fue fundada en 1986 y es una de las agrupaciones de aficionados más importantes y antiguas del Perú. La Puntilla de Plata se instituyó en 1989 y esta es la cuarta vez que se declara desierta.


jueves, 7 de diciembre de 2017

CARETAS "OTRA VEZ ANDRES" Escribe JAIME DE RIVERO


"OTRA VEZ ANDRES"
Roca Rey cortó tres orejas, José María Manzanares reapareció en Acho con su maestría y cortó oreja al igual que Rafael Serna, que confirmó alternativa.

Escribe JAIME DE RIVERO

En una feria en la que ha estado ausente el toro con trapío, han sido los toreros con su entrega, los que han puesto la emoción de la fiesta. Por primera vez en la historia han sido dos peruanos los que han competido por el Escapulario, superando nítidamente a sus pares españoles. Motivo suficiente de orgullo y satisfacción.

El domingo pasado, Andrés Roca Rey dio otro batacazo en Acho, cortando tres orejas a una corrida mal presentada, floja y mansurrona de Hmnos García Jimenez remendada con dos ejemplares de La Ventana del Puerto.

Roca Rey salió hecho un jabato con el tercero, bravo con clase y transmisión, al que aprovechó desde el inicio, tanto a porta gayola como a la verónica y en el quite por gaoneras, todo hecho en los medios con gusto y quietud. El inicio de faena fue colosal y arrancó al público de sus asientos con sus derechazos y cambiados de rodillas. En el toreo fundamental sobresalieron los naturales engrandecidos por la clase y recorrido de su adversario, que también se vencía y había que llevar toreado. El toro acusó tanta exigencia y la faena bajó en intensidad.  Estocada algo trasera de rápido efecto y le concedieron dos orejas pedidas insistentemente por los tendidos.


El quinto, noble pero reservón, no se dejó de salida. Con la muleta Roca Rey puso la entrega que el toro nunca tuvo. De a pocos, ligó pases echándole la muleta al hocico que fue la clave para hacerlo repetir. Primó lo accesorio sobre lo fundamental, incluido el arrimón final que exaltó al público, que en Acho es fervorosamente rocarrerista. Pinchazo y una gran estocada, la mejor de la feria, y se le dio una oreja.   

Si el año pasado Acho se deleitó con el Manzanares artista, esta vez lo apreció en su faceta lidiadora. Superó con mando y torería al lote menos propicio. La faena al segundo, fue de bien lidiar porque el sobrero de El Olivar era incierto y desclasado, pero con movilidad y transmisión. Desde su toreo a la verónica hasta la estocada fulminante, hizo todo con gusto y oficio.  En la pañosa el astado no daba dos embestidas iguales y buscaba tablas, a lo que Manzanares respondía con paciencia para esperarlo y poderío para retenerlo, siempre llevándolo sometido en series de tres muletazos y el de pecho que era lo que admitía el animal. Faena de maestro para buenos aficionados que no tuvo nada de más, ni un exceso ni siquiera un adorno. Todo hecho utilitariamente hasta la estocada recibiendo contraria, de efectos inmediatos que le merecieron una oreja, la única que ofrecía aquel toro.

Con el cuarto, tardo y mirón, batalló siempre y por encima de lo que el burel ofrecía. Logró extraerle algunos pases de buena factura pero sin concretar faena por la debilidad del astado.

El español Rafael Serna se presentó en Acho y estuvo solvente con sus adversarios. Al primero le faltó fuerza y movilidad para romper y al segundo, tardo y reservón, le cortó una oreja a base de empeño. Logró algunas series sin redondear faena a un toro que no se entregó. A pesar de la estocada desprendida, recibió una oreja protestada por un sector.

LOS ESCAPULARIOS
El Escapulario se definió entre dos faenas que podían ser premiadas, pero de distinto corte y gusto.  La de Joaquín Galdós al 6° de Daniel Ruiz en la primera de abono, y la de Roca Rey al 4° en la corrida de cierre. Finalmente, un jurado integrado mayoritariamente por regidores y personas nombradas por alcalde del Rimac, declaró triunfador a Roca Rey, quien es el primero en ganar el Escapulario de Oro tres veces consecutivas, y declaró desierto el Escapulario de Plata.  

Dejando de lado el resultado, debemos insistir en la necesidad de reestructurar el Jurado. El prestigio de un premio -y lo dijimos el año pasado en esta página- reside en la calidad  y conocimientos de las personas que lo otorgan. Urge que el Jurado deje de estar controlado por el Alcalde y sus regidores, y la responsabilidad pase a quienes mas saben de toros.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

RAFAEL PUGA HOMENAJEADO POR EL CIRCULO CULTURAL TAURINO ANDRES ROCA REY


RAFAEL PUGA CASTRO HOMENAJEADO POR EL CIRCULO CULTURAL TAURINO ANDRES ROCA REY LIMA

Escribe Jaime de Rivero

(Lima)En un cóctel en el Club de Regatas Lima, el Círculo Cultural Taurino Andrés Roca Rey Lima (CCTARRL) rindió homenaje al matador de toros y ganadero Rafael Puga Castro, en reconocimiento a toda una vida dedicada al mundo del toro en el Perú.

En las palabras de presentación, el matador de toros Fernando Roca Rey resaltó la trayectoria del maestro Rafael Puga, definiéndolo como el tronco sobre el que se ha construido la historia taurina peruana de las últimas décadas. Señaló que no hay aspirante a torero o ganadero que no haya pasado por Campo Nuevo y recibido el apoyo y los consejos de Rafael Puga.
Rafael Puga rodeado de las integrantes del CCTARRL
El CCTARRL entregó como obsequio al matador Rafael Puga, una obra del destacado artista taurino Humberto Parra, quien reside en España. 
Fernando Roca Rey, Juan Manuel Roca Rey,
Ramón Valencia (empresario de la plaza de Sevilla) y Rafael Puga Castro
Rafael Puga Castro es  hijo de Rafael Puga Estrada, quien fuera destacado político y ganadero de La Pauca, prestigiosa ganaderia de lidia que fundó en Cajamarca en 1949 y que llegó a ser la más grande del Perú y del mundo, antes de su destrucción por causa de la nefasta reforma agraria impulsada por el dictador socialista Velasco Alvarado.
Dos maestros, Rafael Puga y Humberto Parra
Rafael Puga continuó con la vocación ganadera tan pronto se restableció la democracia en los años 80, adquiriendo tierras y ganado bravo que aún le quedaba a las cooperativas agrarias creadas durante el gobierno militar, fundando la ganadería en la finca Camponuevo y con la cual también ha contribuido a la formación de nuevas ganaderías en el interior.
Rafael Puga es el primer torero peruano en ganar el Escapulario de Oro en 1973, siendo siempre recordada su faena al toro Rebujino de La Viña al que le cortó orejas y rabo. También se ha desempeñado como empresario de la plaza de Acho y de otras plazas al interior del país, entre muchas otras actividades taurinas y vinculadas a las tradiciones peruanas.


     

domingo, 3 de diciembre de 2017

AGENCIA EFE "ROCA REY A HOMBROS Y ESCAPULARIO DE ORO" Escribe JAIME DE RIVERO

Apoteosica vuelta al ruedo y salida por la puerta grande de Andres Roca REy
ROCA REY A HOMBROS DE ACHO Y ESCAPULARIO DE ORO
José María Manzanares cortó una oreja con una faena lidiadora y Rafael Serna, que confirmó la alternativa, cortó una oreja.

AGENCIA ESPAÑOLA EFE
Escribe JAIME DE RIVERO

Si el año pasado Acho se deleitó con el Manzanares artista, esta vez apreció al Manzanares lidiador. El alicantino tuvo el lote menos propicio pero se impuso por su mando y torería.  La faena al segundo de la tarde, fue un compendio de bien lidiar porque el sobrero de El Olivar era incierto y desclasado, pero tenía a su favor, codicia y transmisión. Asumió la responsabilidad a pesar de su malestar con el cambio de toro y se avocó a lidiarlo desde el primer capotazo.  Desde su poderoso toreo a la verónica hasta la estocada fulminante, hizo todo con clase y sabiduría.  

En la muleta el astado no daba dos embestidas iguales y acudía cruzado desde el primer cite, a lo que Manzanares respondía con firmeza y poderío para esperarlo y llevarlo sometido en series de tres muletazos y el de pecho que era lo único que aceptaba el animal.  

Faena de maestro para buenos aficionados que no tuvo nada de más, ni un exceso ni siquiera un adorno. Todo hecho utilitariamente hasta la estocada recibiendo, de efectos inmediatos. Cortó una oreja a ley y ratificó porque es figura del toreo.

El cuarto fue malo por tardo y mirón. Poco pudo hacer con el capote y con la muleta no dejó de batallar estando siempre por encima de las condiciones del toro. Logró extraerle algunos muletazos de buena factura pero sin poder concretar faena.

Andrés Roca Rey salió hecho un jabato con el corrido en tercer lugar,  un colorado que fue el mejor de la tarde por su bravura, clase y transmisión. Roca Rey lo aprovechó desde el inicio que fue a porta gayola, con las verónicas de recibo y el quite por gaoneras, todo hecho en los medios con gusto y quietud. Buen segundo tercio, que los subalternos agradecieron montera en mano. El inicio de faena puso al público de pie por los derechazos y cambiados de rodillas. En el toreo fundamental sobresaliò en los naturales aprovechando la clase y recorrido de su adversario. Lo exigió mucho en las primeras series, el toro perdió gas y la faena bajó en intensidad. Estocada algo trasera de rápido efecto y le conceden dos orejas que fueron pedidas con insistencia.

El quinto,  noble pero reservón, no era fácil. Abanto de salida, no permitió acoplarse en los primeros tercios porque el toro era remiso a repetira.  Con la muleta puso lo que el toro nunca tuvo: entrega. De a pocos logró ligar pases echándole la muleta en el hocico que fue la clave para hacerlo repetir. Primó lo accesorio sobre lo fundamental.  Arrimón final y ceñidas manoletinas revivieron a un público fervorosamente rocarrerista. Mató de un pinchazo y una gran estocada, la mejor de la feria, que de por si valía la oreja que recibió.   

El español Rafael Serna se presentó en Acho y estuvo solvente con sus adversarios. El que abrió plaza, abanto, suelto y mirón, anunciò que humillaba desde los primeros lances de capote. Con la muleta Serna pudo cuajar algunas series de buena factura, pero al toro le faltó fuerza y movilidad para que se pueda consolidar faena. Mató de una estocada y cinco descabellos.  

Serna le cortó una oreja al sexto, tardo y reservón, que tampoco se entregaba. A base de empeño porfió hasta lograr algunas series en el toreo fundamental pero sin cuajar una faena sólida por la falta de transmisión. Terminó su labor con unas luquesinas de buen sabor. Mató de una estocada desprendida y se le otorgó una oreja generosa que fue protestada por un sector del público. 

Ficha. Plaza Llena, se lidiaron 4 toros de Hmnos Garcia Jimenez (2º (bis de El Olivar), 3ª, 4º y 6º) y 2 de La Ventana del Puerto (1º y 5º). Muy desiguales de presentación, justos de peso y de juego flojo y mansurrón, destacó el 3º que fue el mejor del encierro. Jose Maria Manzanares (oreja y saludo del tercio), Andres Roca Rey (2 oreja y oreja) y Rafael Serna, que confirmó la alternativa, (silencio y dos oreja).     

Concluida la corrida el Jurado deliberó y con 9 votos a favor declaró ganador a Andres Roca Rey del Escapulario de Oro, mientras que el Escapulario de Plata fue declarado desierto

viernes, 1 de diciembre de 2017

APLAUSOS MANZANARES RECIBE LA PUNTILLA DE PLATA EN LIMA



APLAUSOS 

Corresponsal Jaime de Rivero

MANZANARES RECIBE EN LIMA  LA PUNTILLA DE PLATA

José María Manzanares recibió en la ciudad de Lima el premio “Puntilla de Plata 2016” a que se hizo acreedor en la Feria del Señor de los Milagros del 2016,  por la lidia del toro “Veraneante” de la ganadería García Jiménez, corrido en quinto lugar el 4 de diciembre de 2016, al que le cortó las orejas.  La Puntilla de plata se otorga desde el año 1986 al torero que realice la mejor lidia de acuerdo a las condiciones del toro, y es uno de los premios más codiciados que se entregan con ocasión de la Feria del Señor de los Milagros.

En la misma ceremonia, José María Manzanares recibió el premio por la mejor faena de la Feria del Señor de los Milagros del 2016, que otorga la Peña Femenina Ángel Teruel.

José María Manzanares reaparecerá en la plaza de Acho el próximo domingo 3 de diciembre en la última corrida de la Feria del Señor de los Milagros, alternando con Andrés Roca Rey y José Serna, quien tomará la alternativa, con ganado español de García Jiménez.
                                                                                                                Lima, 30 de Noviembre 2017


JOSE MARIA MANZANARES RECIBE LOS PREMIOS PUNTILLA DE PLATA Y ANGEL TERUEL EN LIMA


JOSE MARIA MANZANARES RECIBE LOS PREMIOS

“PUNTILLA DE PLATA” Y "ANGEL TERUEL"

EN LIMA

La Peña Taurina el Puntillazo de Lima entregó el premio Puntilla de Plata al matador José María Manzanares por la lidia del toro “Veraniante” de la ganadería García Jiménez, corrido en quinto lugar en la quinta corrida dela Feria del Señor de los Milagros del año 2016.  La Puntilla de Plata se otorga al matador de toros que realiza la mejor lidia de acuerdo a las condiciones del toro durante el serial limeño.

En la misma ceremonia la Peña Femenina Ángel Teruel también hizo entrega de su premio anual a José María Manzanares, por la mejor faena realizada durante la Feria del Señor de los Milagros del 2016. 

José María Manzanares arribó a la ciudad de Lima para presentarse el próximo domingo 3 de diciembre en la quinta corrida de la Feria del Señor de los Milagros que se celebra en plaza de toros de Acho.  Alternará con Andrés Roca Rey y el español Rafael Serna, que tomará la alternativa de matador de toros, en la lidia de ganado de Hmnos. García Jimenez de España.   

                                                                                                                        Lima, 1° de diciembre de 2017.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Revista CARETAS "TRIUNFO Y BRONCA" Escribe JAIME DE RIVERO

Tarde de bronca contra la autoridad por dar pase a toros sin trapio ni presencia
TRIUNFO Y BRONCA

Sebastián Castella cortó dos orejas y salió a hombros en la cuarta corrida de Feria, en una tarde de fuerte bronca contra la autoridad.

Escribe Jaime de Rivero  

Para el domingo pasado se anunciaron toros del Puerto de San Lorenzo y se lidiaron de La Ventana del Puerto, hierro propiedad del mismo ganadero pero de otro encaste. Se cambió sin aviso y no se corrigió la pizarra, lo que es un sinsentido de la empresa y la autoridad pues se veían a simple vista.  ¿Por qué no lo comunicaron como dice el reglamento? 

La empresa se dispara a los pies y el aficionado, con razón, se siente timado.  Para más inri, se lidia un animal chupado, sin trapio ni el peso que dicen las tablillas. Y surgió la bronca fuerte y legitima contra la autoridad. Otro yerro del Juez que tampoco tiene criterio definido para dar o negar trofeos, y cede a la presión del público. Si se preguntan por qué la baja en la entrada, respuestas sobran.

Los de la Ventana estuvieron muy desiguales de presentación, flojos y de juego variable, algunos mansearon. Una escalera. El primero de Castella fue duramente protestado su escasa presencia y su lidia se desarrolló entre gritos y reclamos, algunos dando la espalda. El diestro prefirió machetearlo y abreviar.  

El cuarto fue bravo. Abanto de salida, le costó calentar. Tras un buen puyazo, Castella lo quitó por chicuelinas citándolo a distancia, todo entre ovaciones. Lo recibió en los medios con pases cambiados con la virtud de la quietud. Las series iniciales fueron las de mayor fuste por la calidad del toro, cuyo defecto era el poco recorrido, no se rebozaba al final del muletazo. La faena perdió intensidad y mérito por la sucesión de enganchones. Estocada arriba y el Juez le dio dos orejas cediendo a la presión de los pañuelos. Exagerado premio, como diría el Marqués Valero de Palma en esta misma revista, merecía una “orejota”.  

Ginés Marín hizo todo con gusto y torería, pero quedó inédito. El tercero tenía clase pero le faltaba poder y la faena no escaló. Apuntó buenos muletazos al inicio de faena y también por el derecho. El quinto  no se dejó de salida y rodó varias veces. Abrevió.

El venezolano Jesús Colombo tomó la alternativa dejando buena impresión. Es el primer extranjero que la toma en la la feria morada. Al de la alternativa que era manso, tardo y mirón, lo fijó en los medios con verónicas y chicuelinas, para luego lucirse en el quite por gaoneras. Todo con gusto y suavidad. Se le aplaudió mucho con las banderillas.  En la muleta fue otra historia. El toro se rajó pronto y el toricantano se avocó a retenerlo para sacarle muletazos de uno en uno, varios de buen trazo.  

El sexto fue bueno por su nobleza y calidad, pero le faltó trasmisión. Colombo también se lució con los palos, reuniéndolos arriba. Inició por derechazos de rodillas exigiéndolo mucho por abajo. El toro acusó el esfuerzo y perdió poder. Apuntó series de derechazos y naturales bien logradas. Culminó con luquesinas y el desplante. Marró con el estoque y perdió una oreja.      
Dos peruanos por el Escapulario de Oro, pero también José Mari Manzanares
SE DEFINE EL ESCAPULARIO:
El codiciado Escapulario de Oro se define este domingo en Acho. Hasta ahora y por el momento el único candidato al máximo galardón limeño es nuestro compatriota Joaquín Galdós, por la mejor faena que es la forma como se debe otorgar este premio. Desorejó al sexto en la primera corrida de abono. Pero nada está definido aún, porque nuestro Gallo de Pelea, Andrés Roca Rey, tendrá en chiqueros dos adversarios para salir triunfante.  Y reaparece en Lima uno de los mejores toreros del momento, José María Manzanares, que el año pasado nos regaló una de las mejores faenas que se han visto en el ruedo de Acho en sus ya casi 252 años. Los toros serán de la ganadería española García Jiménez que obtuvo el Escapulario de Plata en el 2016 y que deberán tener la presencia reglamentaria por el bien de la feria.