lunes, 1 de noviembre de 2004

REVISTA "OLE Y OLE": LA TEMPORADA ESPAÑOLA Y LOS NUEVOS ROSTROS DEL TOREO


Por Jaime de Rivero B.

La presente temporada puede entenderse como un nuevo episodio en esta etapa de relevo o cambio generacional en que se encuentra la fiesta, marcada por la aparición de aspirantes a ocupar la primera fila del toreo, el retiro de algunos que cumplieron el ciclo natural y la ausencia de otros como José Tomás, a la que este año se le sumó la inhibición voluntaria de Morante de la Puebla, el torero en activo más fino de los últimos años, tras un fracaso rotundo en Madrid.

No hay duda que hoy en día la fiesta cuenta con tres figuras y un solo mandón. Enrique Ponce se encuentra en una posición distinta y distante del resto de matadores; se puede discutir sobre sus alivios, pero su técnica irreprochable con la muleta le permite ensamblar faenas con unidad y belleza asombrosas. Su campaña como siempre ha sido exitosa pese a irse de vacío en Madrid, Sevilla y Bilbao, y a la cornada grave de un Torrestrella en Alicante. Dictó su magisterio en las falleras de Valencia, para luego reeditarlo en Nimes, Valladolid y Murcia, principalmente.

Por su parte, El Juli se viene recuperando lentamente del letargo que padece desde la temporada anterior, pero sin conseguir el  triunfo que le permita retomar el buen camino de su toreo.

Finito de Córdoba llega a Lima tras una buena campaña, más regular de lo habitual, en la que se mantiene dentro de los cinco primeros espadas del escalafón. Finito ha desplegado arte y conocimiento, señales de la madurez profesional que se suele alcanzar luego de varios años de alternativa. Son dignas de resaltar sus actuaciones en Sevilla, Barcelona, Granada y Córdoba, destacando en esta última la faena de indulto al toro "Bondadoso" de Domingo Hernández.

El liderazgo de la estadística la disputan por segundo año consecutivo Cesar Jiménez y El Fandi, quienes aún no logran conquistar la cima del toreo. Pero el malagueño Javier Conde es sin duda el protagonista de la temporada, su toreo distinto, gitano en sentimiento y expresión, ha concitado la atención del público en todas las plazas, a la par que ha desatado polémicas en los sectores más conservadores.

La Feria de Abril de Sevilla permitió el reencuentro con el maestro Cesar Rincón quien tuvo una magnifica actuación ante un ejemplar de Jandilla, al que desorejó tras una faena poderosa y vibrante. Ha obtenido actuaciones importantes el resto de la temporada.

La Feria de San Isidro, la más importante del mundo, sirvió para ratificar el avance de Matías Tejela hacia los primeros lugares de la torería. Las dos orejas ante un toro de El Ventorrillo le valieron la contratación para la Corrida de Beneficencia junto con Serafín Marín y El Cid.  Sin duda, Tejela es uno de los protagonistas de la temporada española con corte de orejas en las plazas de Valencia, Sevilla, Madrid, Barcelona y Pamplona por citar a las de mayor categoría y relevancia.  La presentación de Sebastián Castella en Madrid le significó un paso trascendente su carrera, permitiéndole expresar su calidad en las corridas duras. Ambos toreros atraviesan por una etapa importante y vienen a Lima con ansias de triunfar.

Madrid también sirvió para mostrar a la nueva generación entre los cuales destacan  Eduardo Gallo, Miguel Angel Perera, Serafín Marín y Antón Cortes. En Gallo hallamos técnica, valor, poder y arte, pero sobre todo sujeción a los cánones del toreo clásico. Sin duda, un nombre a considerar para las siguientes temporadas. De resaltar fue también el triunfo de Perera en San Isidro, feria que marca el derrotero del año taurino. No es incorrecto advertir que Tejela, Perera y Conde han sido los más requeridos para suplir ausencias esta temporada.

El cartel de la Feria del Señor de los Milagros es muy variado e interesante, tiene a la cabeza a Finito de Córdoba uno de los líderes del escalafón español, así como a Luis Francisco Esplá, el torero más importante de Madrid en los últimos años. Con ellos, Matías Tejela y Miguel Angel Perera, triunfadores de San Isidro 2004. También estará Sebastián Castella e Ignacio Garibay ganadores del Escapulario de Oro del Señor de los Milagros en los años 2003 y 2002, respectivamente. Entre los nacionales destaca Juan Carlos Cubas que viene de triunfar en México y España, haciendo un toreo claro e inteligente que le permite dominar astados de distinto temperamento. Su alternativa de matador de toros está programada para esta Feria.  El novillero Fernando Roca Rey también hará el paseíllo en Acho y llega de triunfar en las ferias del interior del país; junto con Cubas son las dos promesas más importantes de los últimos años en el Perú.