domingo, 29 de noviembre de 2015

ROCA REY TRIUNFA EN LIMA -- ESCRIBE JAIME DE RIVERO

Roca Rey triunfa en Lima con 4 orejas
Gana Escapulario de Oro del Señor de los Milagros. Enrique Ponce corta 1 oreja.
Escribe Jaime de Rivero
Con más de tres cuartos se ha celebrado la quinta y última corrida de la Feria del Señor de los Milagros en la que Andres Roca Rey cortó cuatro orejas a los corridos en cuarto y sexto lugar del noble encierro de Roberto Puga, que cumple en presentación, salvo el tercero cambiado, desiguales en cuanto juego. Concluida la faena el jurado oficial declaró a Roca Rey ganador del Escapulario de Oro del Señor de los Milagros, mientras que el Escapulario de Plata fue para Travieso de la ganadería española Daniel Ruiz.
Enrique Ponce tuvo el lote más complicado de la tarde. El primero noble y obediente, no tuvo la codicia suficiente y el buen trasteo del maestro valenciano no caló en los tendidos. Silencio y pitos al toro.
El tercero fue cambiado por falta de trapio y en reemplazo salió uno de Caicedo de similar condición. Ponce lo hizo embestir a la verónica sacándolo a los medios. En la muleta el toro humillaba pero sin mayor trasmisión, aun así Ponce lo aprovechó en series cortas alternadas con pases de lucimiento, dándole aire y manejando los tiempos. El toro sacó casta y fue a mejor. Lo probó en circulares antes de las poncinas que animaron al público. Mato de gran estocada, entrando recto como una vela, pero el estoque cayó trasero y sólo cortó una oreja.
Con el quinto, rebrincado y difícil, Ponce estuvo en plan de lidiador, paciente, calmado y poco a poco lo fue metiendo en muleta, cuidándolo y desengañándolo.  Por el izquierdo no  tomaba bien los engaños, por lo que retomó el pitón derecho con el que logró muletazos sentidos coreados por toda la plaza y metiéndose entre los pitones con hambre de triunfo. Faena importante de figura. Estocada desprendida, el toro demora en caer y el juez injustamente le niega la oreja que correspondía y que el público pedía, ganándose otra bronca, una de tantas por sus desaciertos.
Roca Rey no ha podido tener un mejor debut como matador de toros en Acho. Al primero, justo de fuerza, lo torea con pulcritud de salida. Las verónicas, tafalleras  y caleserinas fueron lo de mas lucimiento. En la muleta, el toro se quedaba corto y no repetía, complicando la lidia. Hubo buenos pases sueltos pero sin armar faena.
El cuarto de la tarde es un toro que tiende a salirse suelto del capote. Roca Rey lo sujeta con quites y también al iniciar faena. Ahí se le ve lidiador logrando imponerse a su adversario por derechazos y naturales. La faena cobra emoción y de una certera estocada, corta las dos orejas.
Con el sexto que es manso y huidizo Roca Rey pone todo en el asador y saca agua de un pozo que no tenia nada, porque el toro nada ofrecía. Corta dos orejas, una correspondía de ley y la otra un obsequio del Juez de  plaza, que minutos antes le había negado una oreja a Ponce que tenia igual valor a la primera de Roca rey en este toro. Nadie lo entiende. 

LOS NUMEROS DE ROBERTO PUGA EN ACHO

NUMEROS Y RECORDS DE ROBERTO PUGA EN ACHO 
Un paseo por sus 26 años en la Feria del Señor de los Milagros 
Escribe Jaime de Rivero
La ganadería Roberto Puga se presentó en Acho y tomó antigüedad el 19 de noviembre de 1989, con una corrida completa de seis toros que fue estoqueada por José María Manzanares, Rafael Puga y José Miguel Arroyo “Joselito”, con lo cual su presencia en el ciclo morado se extiende por 26 años. 

El primer triunfo importante en la feria fue el 01 de noviembre de 1992, cuando Pedro Gutiérrez Moya “El Niño de la Capea” le cortó dos orejas al “Previsor” con 600 kilos, alternando con Roberto Domínguez y Manuel Caballero. 

Ha obtenido cuatro escapularios de plata en los años 2003 ("Victorioso"), 2004 ( “Puntero"), 2006 (“Puntero”) y 2014 (“Laureado”), empatando en el primer lugar con la legendaria ganadería de La Viña que también tiene cuatro, aunque en realidad Roberto Puga tenga uno más, el que obtuvo "Altanero" en el 2005 que se lidio a nombre de Montegrande de propiedad de sus hijas y que (sin haberlo podido confirmar) llevaba en los lomos el hierro Roberto Puga.

En la feria del 2006, Sebastián Castella indultó a "Victorioso", sexto toro de última de abono, cortando dos apéndices simbólicos. Aquella tarde que se cortaron siete orejas  (Castella 4,  El Juli 2 y Vicente Barrera 1) y los dos primeros junto con el ganadero salieron a hombros de Acho.


Entre el 2003 y el 2014 (11 años), ocho escapularios de oro se han ganado con toros de Roberto Puga, quien no lidió en el año 2013, recordando que fueron desiertos los del 2007, 2010 y 2013. 

Fuente: Libro "Origines e Historia de las Ganaderias de Lidia en el Perú" de Bartolome Puiggros

sábado, 28 de noviembre de 2015

UNA Y SOLO UNA OREJA -- CRONICA NOVILLADA EN ACHO

Galdos en la única vuelta al ruedo de la tarde

UNA Y SOLO UNA OREJA
Escribe Jaime de Rivero

Con media entrada, se han lidiado 6 Novillos de Santa Rosa de Lima bien presentados, sosos, de pobre juego en líneas generales. Joaquin Galdos en solitario, silencio, ovación, silencio, oreja, silencio y oreja.

El primero, carente de codicia y trasmisión, no dejó muchas opciones. El segundo, en la misma linea pero con mayor movilidad, se dejó más, tanto en el capeo por chicuelinas como en los muletazos por el pitón derecho. Pero nuevamente la sosería redujo la faena a nada. Cuando los toros no ponen casta ni bravura, los toreros deben buscar cómo suplirlas apelando a todo. Y ese, creo yo fue el defecto de Joaquin Galdos en la novillada.  Si los novillos no acudían, había que estar dispuesto a todo, poner lo que faltaba, sacar faena y emocionar a los tendidos. No estuvo en plan de novillero hambriento, sino de matador consolidado que espera que salga el toro bueno. 

El tercero, el más hecho y serio del encierro, también es complicado. Bien toreado a la verónica, tomó un buen puyazo de Cesar Caro, empleándose en banderillas. Galdos lo recibió de rodillas despertando ovaciones. El toro tendía a vencerse pero sin malas ideas, lo que dificultó su lidia, tanto que el torero fue trompicado sin consecuencias. Esta por encima del toro. Pinchazo, estocada caída y silencio.

Al cuarto lo paró con chicuelinas que fueron muy aplaudidas. Tras la vara y las banderillas, brindó a sus mentores Ángel Gómez Escorial y Fernando Cámara. Inició con buenos estatuarios para luego llevarlo por derechazos. Cuando el novillo comenzó quedarse, Galdos -ahi lo hizo- puso lo que le faltaba, atacándolo para que repita. Ese era el camino. Así pudo completar series, en las que le dejaba la tela puesta para poder ligar en redondo. Estocada caída pero fulminante, le permitió cortar la primera oreja pedida por amplia mayoría.

El quinto fue un manso descastado, que lo brindó al matador Cesar Jiménez que se encontraba en el tendido, que no permitió nada de nada. Mató de una buena estocada.

Al sexto ofrecía mas de lo mismo, pero con mayor movilidad y trasmisión. Con la muleta anotó series de muletazos pero sin cuajar faena porque el novillo se fue apagando. Le faltó mas decisión para rematar lo bien que estuvo. Con una estocada defectuosa por caída, se le otorgó una oreja que no correspondía. Joaquin Galdos lo sabía y lo reconoció. Leal a su plaza y a sus convicciones, no paseó el trofeo, tampoco dió la vuelta al ruedo ni dejó que lo carguen a hombros cuando se retiraba de Acho.  La honradez y el respeto también emocionan.
Joaquin Galdos se retira de Acho por sus propios medios. Gesto que lo enaltece.





LOS NUMEROS Y RECORDS DE ENRIQUE PONCE EN ACHO

NUMEROS Y RECORDS DE ENRIQUE PONCE EN ACHO (AL ESTILO DATOROS)
Un paseo por sus 24 años en la Feria del Señor de los Milagros 
Revista Aplausos
Corresponsal: Jaime de Rivero
La relación de Enrique Ponce con la afición de Lima se remonta al año 1991, cuando debutó cortando dos orejas al toro Canuto de la ganadería colombiana Capiro de Sonsón. En 24 años, ha obtenido los mayores triunfos y ha batido varios records en la plaza de Acho.
A sus numerosos escapularios, cinco en total, se le agregan otras cifras fantásticas en su recorrido por la Feria del Señor de los Milagros y que ratifican su condición de “Torero de Lima”, apelativo con el que también se distingue a Luis Procuna, Antonio Bienvenida, Ángel Teruel y José Marí Manzanares (padre).
El maestro valenciano ha participado en 15 ferias limeñas, hallándose sólo por debajo de José Marí Manzanares (padre) quien lo hizo en 17. En 13 de las 15 ferias, consiguió el triunfo con al menos un apéndice. Ha intervenido en 19 corridas de toros -15 de ellas con trofeo-, en las que ha cortado 30 orejas y un rabo, todo sin sumar ni una sola bronca.
Entre 1993 y 2013, veinte años, no ha habido tarde en la que no corte orejas en Acho, sumando 13 corridas triunfales consecutivas a lo largo de 11 ferias (93, 95, 97, 00, 05, 07, 08, 09, 10, 11 y 12). Con 11 puertas grande, comparte el record con Sebastián Palomo “Linares” y Curro Girón, por lo que de salir a hombros será quien más veces lo haya hecho en la historia de la Feria del Señor de los Milagros, y probablemente, en los 250 años de Acho.  Asimismo, tiene el promedio más alto de puerta grande por corrida de feria.
Ponce es el último torero en cortar un rabo en Acho, fue al toro Halcon de Parlade en el 2000, que junto con otro cortado por Vicente Barrera en 1996, son los únicos en los últimos 40 años de la feria.
En dos oportunidades ha cortado 4 orejas a un lote de dos toros, record que comparte con Paquirri.
Sin duda, es quien más le ha podido a los toros en la historia del serial limeño y posee el promedio de corte de orejas por toro lidiado más alto, por encima de los mejores toreros de los últimos 70 años que también han actuado en Acho.
Con su participación en la edición de este año, la presencia de Ponce en la feria se extiende a un periodo de 24 años (1991-2015), sólo superado por Sebastián Palomo Linares quien estuvo 25 (1968 – 1993).

 Fuente: Libro “Enrique Ponce: 20 años de toreo en Lima” del crítico taurino Jaime de Rivero

viernes, 27 de noviembre de 2015

JOAQUIN GALDOS -- TENTADERO EN SANTA ROSA DE LIMA

 Compartimos las fotos del tentadero en la ganadería Santa Rosa de Lima, como parte de la preparación de Joaquin Galdos, novillero que mañana se encierra en solitario en la plaza de Acho, en el marco de la Feria del Señor de los Milagros

















Capote de Jose Mari Manzanares (padre)


jueves, 26 de noviembre de 2015

"GALLO DE PELEA" ANDRES ROCA REY MANO A MANO CON PONCE EN ACHO (REVISTA CARETAS)

GALLO DE PELEA
Este domingo Andrés Roca Rey mano a mano con Enrique Ponce en Acho
Caretas. jueves 26 de noviembre 2015

Escribe Jaime de Rivero

A solo una semana de una fuerte cornada de la que perdió dos piezas dentales en la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara en México, Andrés Roca Rey reapareció el pasado sábado 21 de noviembre en Tijuana, demostrando una vez más que pertenece a una raza torera de un valor ilimitado. Durante esta temporada triunfal en la que ha salido a hombros como novillero de Madrid, Sevilla, Bilbao y muchas otras plazas importantes de España, las cogidas y las cornadas han estado a la orden del día.  Tres de las más aparatosas se dieron en una misma tarde de abril en Madrid, entrando a matar en aquella gesta histórica en la que cortó dos orejas y salió a hombros de Las Ventas, y que marcó el inicio de una campaña deslumbrante por la cantidad y calidad de sus triunfos.  

Diez días antes de su alternativa en Nimes el 19 de septiembre, sufrió la cornada más dura de su corta carrera en Villa Seca de la Sagra en Toledo. Fue una herida de 18 centímetros de trayectoria en el muslo derecho y fractura del pulgar de la mano izquierdaCuando le preguntan cómo se recuperaba tan rápido de esos percances, responde con precisión y simpleza “Siempre me ha gustado la canción del gallo Camarón de Chabuca Granda”.

Roca Rey, 19, del colegio Carmelitas de Lima ya es matador de toros con un promisorio porvenir. Tiene de su lado a la crítica española que lo llena de elogios y reconocimientos, porque se para en rectitud a la cornada, en ese lugar tan difícil de pisar y que nadie quiere quedarse. Su toreo está lleno de verdad y exposición pero sobre todo de  inteligencia. Le puede a los toros de distinta condición; triunfa con los boyantes y le saca faena a los complicados. Con ese talento para lidia ha conquistado a la exigente afición española, que ya lo considera próxima figura del toreo.

Por ello, la corrida de este domingo en Acho concita la mayor expectación e importancia. Toreará mano a mano con el maestro Enrique Ponce ante toros de Roberto Puga que dan garantía de triunfo.  Ponce es Torero de Lima y uno de los más grandes lidiadores de la historia.  A pesar de la distancia que los separa en experiencia, será una competencia sin tregua. No sólo porque Roca Rey irá dispuesto a todo, sino porque Enrique Ponce no se deja ganar la pelea por nadie. En 25 años de alternativa lo han querido retirar muchas veces y nadie ha podido lograrlo. Andrés tiene la oportunidad de sucederlo en el trono del toreo, porque como el gallo Camarón prefiere vivir venciendo y si ha de morir, será matando.



REVISTA CARETAS "CASTA DIFICULTAD Y PELIGRO" CRONICA 4TA DE ABONO - Escribe JAIME DE RIVERO

Daniel Luque tuvo el peor lote
"CASTA, DIFICULTAD Y PELIGRO"
Complicado encierro de La Quinta en Acho Juan Carlos Cubas cortó una oreja
Escribe Jaime de Rivero
Los toros de La Quinta, bien presentados, con edad y pitones, tuvieron casta para dar pelea el último domingo en Acho. Embistieron con fijeza y sin mansear, pero acusando las complicaciones propias de su linaje. Y no hay que confundir casta con dificultad. Son toros que se deben lidiar bien desde el principio, porque si no se orientan y buscan el bulto. Y para hacerlo no basta sumar 40 corridas al año, hay que estar puesto con la ganadería, conocerla y torearla con habitualidad. Y a pesar de que ninguno de la terna lo cumplía, todos pusieron sus conocimientos con voluntad y valor porque en el ruedo hubo peligro, expreso y oculto que en los toros se dice “sordo”.  Diego Urdiales, experto en corridas duras, fue el más solvente y pegó los mejores muletazos de la tarde.    
El que salió en primer lugar, pronto, codicioso pero sin clase, se empleó en los primeros tercios, permitiendo a Urdiales series de derechazos que fueron ovacionadas. Pero el toro fue quedándose corto, revolviéndose por ambos pitones, enteràndose y desluciendo todo lo que se le hacía. Lo despachó de una magnifica estocada.  El cuarto, serio y gazapón, no fue bien lidiado en los primeros tercios por la cuadrilla. Urdiales lo sacó a los medios toreramente para luego anotar los mejores muletazos. Al igual que en el primero no logró aprovechar a cabalidad el pitón derecho al inicio de faena, quedándose descolocado y dejando que el toro aprenda latín. Por el izquierdo no era franco ni tenía recorrido, cuando el torero retomó por derecho la res ya se había agotado, llegando así a la suerte suprema.
Juan Carlos Cubas tuvo los mejores toros de la tarde, dos santacolomeños de los que a veces salen nobles y boyantes. Al bravo segundo, serio y bien armado, lo recibió a la verónica despertando las primeras ovaciones. Tras la buena vara de Yaco II, se lució quitándolo por chicuelinas con una media verónica de cartel. Con la muleta, Cubas tuvo el acierto de corregir la rebrincada embestida de las primeras series, pero le faltó completar la segunda parte que era bajar la mano y correrla hasta el final para hacerlo romper y llevarlo sometido con los belfos rozando la arena. El toro daba para eso y mucho más, pero Cubas se contentó con poco y lo dejo ir. Con una estocada caída cortó una oreja que tuvo el respaldo de la mayoría.  El quinto, tomó dos varas pero sin emplearse en la segunda. A la tela acudía por ambos lados, pero sin clase y siempre a media altura. Cubas hizo el toreo a distancia y sin profundidad que el público con justicia protestó. Falló con el estoque y fue pitado.
Juan Carlos Cubas cortó la única oreja al mejor lote
El peor lote fue para Daniel Luque que nunca había toreado quinteños. Con el complicado tercero, revoltoso y mirón, las primeras series fueron limpias por el pitón derecho, pero sacándole la muleta por encima de la pala al final del muletazo, cuando lo mejor era hacerlo por debajo para que no se revuelva por arriba.  El burel fue enterándose durante la lidia, volviéndose gazapón, soso y peligroso. Mató de tres pinchazos y una estocada, a cambio de pitos. El que cerró plaza mostró desde los primeros capotazos, que traía nobleza por el izquierdo. Luque se avocó a los naturales, sobándolo mucho, pero el poco recorrido y la sosería del astado dictaron la pauta de la faena sin que el torero que dudaba pase y pase, pueda modificarla. El toro se orientó con claro peligro en cada acometida y la labor de Luque también fue pitada. 

La feria, que es la mejor en muchos años por los toros y los carteles, remata a lo grande este fin de semana con los peruanos que triunfan en España y Francia. El sábado, Joaquín Galdos se encierra solo con seis novillos de Santa Rosa de Lima y, al día siguiente, Andrés Roca Rey mano a mano con el todopoderoso Enrique Ponce, en la corrida estelar con toros de Roberto Puga. Nadie debe faltar. 

APLAUSOS --GALDOS ULTIMA SU PREPARACIÓN DE CARA A LA GESTA LIMEÑA

GALDOS ULTIMA SU PREPARACIÓN DE CARA A LA GESTA LIMEÑA 
El Peruano con 6 novillos este sabado en Acho
Aplausos
Corresponsal Jaime de Rivero

FOTOS: JAIME DE RIVERO
Joaquín Galdós continúa con su preparación para su actuación en solitario este sábado 28 de noviembre en el marco de la Feria del Señor de los Milagros en la plaza de Acho de Lima.


El novillero peruano se ha refugiado en el campo bravo durante las últimas semanas, donde ha participado en numerosos tentaderos y matando novillos a puerta cerrada de las ganaderías Santa Rosa de Lima y Camponuevo, para llegar en óptimas condiciones a tan importante cita. “Es una apuesta fuerte y voy decidido a triunfar”, asegura el peruano.


miércoles, 25 de noviembre de 2015

PREPARACION DE JOAQUIN GALDOS, TENTADERO CON EMILIO SERNA EN CAMPONUEVO -FOTOS




Escribe Jaime de Rivero

Compartimos las fotos del tentadero llevado a cabo en Campo Nuevo a cargo de Emilio Serna y Joaquin Galdos, quien se prepara a conciencia para este sábado 28 de noviembre en que se encierra con 6 novillos en Acho.

Al tentadero también asistió el ganadero Antonio Miura, con el cual pasamos un día completo y tuvimos una extensa conversación sobre las ganaderias duras, la tienta en Zahariche, la suerte de varas, la importancia de la muleta en el toreo moderno, entre muchos otros temas que iremos comentando.















Tertulia de Peso. En la foto Sancho Davila, Antonio Miura, Rafael Puga, Gabriel Tizon, Felipe Boisset, Emilio Serna, Lucho Herencia, Maurice Mattar y este servidor 
  

domingo, 22 de noviembre de 2015

CRONICA 4° CORRIDA DE LA FERIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS --

CUBAS CORTA OREJA AL ENCASTADO Y COMPLICADO ENCIERRO DE LA QUINTA 
Escribe Jaime de Rivero
Con más de media entrada se celebró en la plaza de Acho de Lima, la cuarta corrida de la Feria del Señor de los Milagros, en la que Juan Carlos Cubas cortó la única oreja de la tarde al bien presentado, encastado y complicado encierro de La Quinta, alternando con Diego Urdiales y Daniel Luque.

Diego Urdiales se estrelló con el primero que se quedaba corto con peligro, revolviéndose por ambos pitones y al que despachó de una magnífica estocada.  Con el cuarto, peligroso, mirón y gazapón, Urdiales lo lidió por el derecho logrando los mejores muletazos, pero sin aprovecharlo del todo al inicio de faena. Por el izquierdo el toro no era franco ni tenía recorrido, insistiendo en dos tandas que terminaron de agotarlo. Cuando quiso retomar los derechazos el toro ya se había parado, llegando así a la suerte suprema.


Juan Carlos Cubas tuvo el mejor lote de la corrida. Recibió con verónicas al segundo, un toro bravo que fue el mejor de la tarde, despertando las primeras ovaciones. Tras la buena vara de Yaco II, se lució en un quite por chicuelinas rematado con una media verónica de cartel.  Con la muleta, el peruano tuvo la capacidad para corregir la rebrincada embestida durante las primeras tandas, pero le faltó la segunda parte de la faena que era bajar y correrle la mano para someter al toro, lo que no ocurrió. Mató de una estocada caída y cortó una oreja con el pedido mayoritario de los tendidos.  El quinto, tomó dos varas pero sin emplearse en la segunda.  En la muleta embestía por ambos pitones pero sin clase. Al trasteo de Cubas le faltó profundidad y contundencia; no conectó con el público que protestó durante todo el tercio final. Tampoco estuvo acertado con el estoque y fue pitado.

Daniel Luque tuvo el peor lote. Con el tercero, logró series de muletazos de uno en uno porque el toro no repetía con codicia ni con transmisión. Mató de tres  pinchazos y una estocada. Pitos para el toro y el torero. El sexto, mirón y peligroso, tenía un pitón izquierdo potable que anunció desde los primeros tercios. Por eso, la faena se sustentó en el toreo por naturales, pero el toro acudía con lentitud, mirando y midiendo en todo momento haciendo muy complicada la lidia.  Cuando podia, hacia por el torero que tenia que rectificar, lo que una parte del público no comprendió.  Tras la estocada, su labor fue pitada. 

LA VERDADERA AFICION ---CRONICA DEL FESTIVAL DE LA TRADICION-- POR JAIME DE RIVERO

Raúl Aramburú heredero de una centenaria afición familiar
LA VERDADERA AFICION
CRONICA DEL FESTIVAL DE LA TRADICION 
21 DE NOVIEMBRE DE 2015

Escribe JAIME DE RIVERO

Ayer fui a la plaza de Acho a reencontrarme con la afición, con ese sentimiento inexplicable que llevamos dentro como una emoción profana e incurable. No fui a Acho como cronista, sino como aficionado. No fue necesario tomar apuntes para comentarles que José Ignacio Bullard sacó con solvencia todo lo que tenía el peligroso novillo, que José Alfredo Koechlin y Carlos Allende se aplicaron con esmero, que Raúl Aramburú Romero estuvo enorme con el capote y superior con la muleta; que el trasteo de Juan Roldan recibió el merecido premio o que Quique Sifuentes lució más afición que cualquiera, quien sea.  Y que dirigiendo la lidia de todos ellos, había en Emilio Serna un profesional de primera que desgraciadamente lidió un manso imposible o que más arriba, desde la barrera del cielo, estaba aplaudiendo un ejemplo de aficionado limeño y señorito torero, Don Alfredo Bullard Coello.

En Lima siempre hubo señoritos toreros, esos valientes aficionados que bajan del tendido para ponerse delante del toro y demostrar que también pueden emular el heroísmo taurino.
Homenaje a Alfredo Bullard Coello en presencia de su familia.
La categoría de Acho como la de cualquier otra institución no reposa en el nombre ni en la antigüedad, sino en la calidad de las personas que la integran. Y eso varia en el tiempo.  La afición de Acho siempre tuvo categoría porque en Lima los aficionados toreaban y los del tendido podían hablarles de igual a igual a los toreros. Y esto, los profesionales siempre lo respetan.

La tauromaquia es una afición muy desleal, se pueden acudir 50 años a una plaza y no saber lo que ocurre en el ruedo.  Su complejidad, la incertidumbre y la subjetividad que la acompañan son su encanto pero también un arma que la traiciona y la destruye. El mal aficionado destruye con sus juicios equivocados.

En los toros existen dos fiestas. La de los profesionales y la de los aficionados, que muchas veces no coinciden.  Varios conceptos que se manejan en los tendidos y con los que se juzga a los toreros, ni siquiera existen en la fiesta de los profesionales, ni en las faenas de campo, ni en las tientas ni en ese mundo auténtico al lado del toro bravo. Vaya usted a decirle a un torero del pico de la muleta y otras cosas. Se reirán de uno sin decírselo.  

Hoy en día que la tecnología permite que cualquier ignorante con un teclado alardee de sabio o critico taurino, con apabullante autoridad y hasta club de seguidores, la fiesta de los toros peruana necesita más aficionados prácticos. Más personas que dejen los tendidos para ponerse delante, que bajen al ruedo a lidiar animales y puedan comprender lo que ocurre ahí donde el impera el miedo y el peligro, y poder reducir la brecha que existe entre la fiesta real y la de la ficción. En la conferencia organizada por la peña El Puntillazo, el ganadero de Pablo Romero dijo que el problema de la tauromaquia era que no había sido escrita por los profesionales, sino por personas que no tenían cabal conocimiento de ella.  Cuanta razón tiene y cuanto daño se ha causado al seguir a esos críticos.

Se necesitan mas aficionados prácticos para construir. Para seguir el legado del Tentadero de la Legua, aquella noble cofradía de aficionados prácticos fundada en 1937 que forjó un autentico movimiento cultural que recuperó la fiesta de los toros en Lima.  En esa Hermandad nació la mas grande rejoneadora, Conchita Cintron, ganaderías emblemáticas como Huando, Yéncala o sus derivadas, cronistas trascendentes como Enrique y Raúl Aramburu Raygada o empresarios como Fernando Graña, permitiendo la remodelación de Acho y la creación de la Feria del Señor de los Milagros. Pero sobre todo, dejaron un legado de tradición que se debe preservar y, ahora, defender ante la intolerancia y la estupidez.  La propia y la ajena.

Pero para ello, hay que ser primero buenos aficionados y poder hablar en el mismo idioma.

A todos los que torearon ayer, a la Asociación de Toreros Aficionados, a los que hicieron posible el Festival de la Tradición y a la afición verdadera que estuvo presente en Acho, mi más profundo agradecimiento. Todos los que fuimos, sentimos mas viva que nunca nuestra querida afición.
Enrique Sifuentes recibiendo al que cerró plaza