jueves, 15 de diciembre de 2016

"LA FERIA QUE HACE AFICION" (RESUMEN ACHO 2016) Escribe JAIME DE RIVERO

Acho se llenó hasta la bandera en dos tardes
LA FERIA QUE HACE AFICION (RESUMEN ACHO 2016)

Revista CARETAS
Escribe JAIME DE RIVERO

La Feria de los 250 años de Acho tuvo un gran éxito y ha sido la mejor en muchos años por dos factores  principales: el juego del ganado y las grandes faenas, hasta seis de alta categoría. Cinco tardes, tres con puerta grande, pero que no se reflejaron en trofeos por culpa de la espada, que fue la cruz de la feria.

LA EMPRESA
Con condiciones leoninas y contra el tiempo, Casa Toreros Consorcio Perú, liderada por Pablo Moreno, Juan Pablo Corona y su socio peruano Juan Manuel Roca Rey, asumieron el enorme reto y en cuatro meses montaron una feria de categoría, con excelentes carteles y ganado español, para conmemorar el primer cuarto de milenio de Acho.

Después de muchísimo tiempo, Acho está dirigida por una empresa profesional en toda la extensión de la palabra; con vasta experiencia, maneja varias plazas y apodera toreros, pero sobre todo que tiene una gestión seria que se evidenció en muchos aspectos incluyendo el buen manejo en los medios, llevando a los toreros a la TV o auspiciando espacios en señal abierta, como también en redes sociales, y comunicándose con el aficionado a través de eventos, tientas y conversatorios, estos últimos en colaboración con la Peña Taurina El Puntillazo, que los realiza desde el 2014, en los que estuvieron los ganaderos y toreros, explicando y enseñando los secretos de esta afición. Lástima que no asistieron esos que escriben barbaridades por internet, si no se escucha a los profesionales españoles ¿a quién?

La confianza en un empresa taurina se mide en la taquilla. Aquí hay dos logros importantes: (1) se elevó el número de abonados de 3,080 a casi 3,500, continuando el crecimiento que se inició en el 2014, cuando Citotusa tomó la plaza; (2) Llenó Acho en dos tardes (que no ocurría hacía más de 15 o 20 años) y en otra 3/4 de entrada, gracias a una arriesgada pero acertada programación de carteles, que se inició con un llenazo impresionante en la primera de abono, se sobrepuso a los inesperados feriados de la APEC y terminó con una terna que el otro año, se repetirá nada menos que en el Domingo de Resurección de Sevilla.

Cierto es que hubo una reducción en los precios al estandarizarlos por grupos de filas, aunque algunos abonados se vieron perjudicados, pero la plaza continúa siendo las más cara del mundo. El desproporcionado arrendamiento que se paga a la SBLM, determinado en concurso público, no puede ser modificado hasta el 2021, por lo que la empresa, además de controlar los costos, debe procurar otros ingresos que permitan reducir el precio de las entradas. La explotación turística de Acho durante todo el año, es una alternativa que bien podría subvencionar los toros.
Cartel de los 250 años, una genialidad del maestro Gerardo Chávez.
El miniabono y los descuentos anunciados durante la feria, son efectivos para llevar gente, pero deben sopesarse porque perjudican a algunos que pagaron el abono completo. Se equivocó con Tu Entrada, complicando la venta de tickets.

La empresa tiene el reto de retener al público que trajo Roca Rey este año, consolidarlo y superar los 4,000 abonados en el 2017, como se logró en el 2009 con José Tomas. Con una reaparición del de Galapagar, se podría alcanzar esa meta en el 2017 o 2018.

La principal obra de la empresa fue la colocación de albero procedente de Huarmey, dejando el ruedo en óptimas condiciones para la lidia, también se hizo un trabajo importante de mantenimiento en la barrera y otras inversiones menores. Sin embargo, la obra más relevante para la preservación de la plaza, fue la reparación general del sistema de agua y desagüe, con una inversión cercana al millón de soles, y que fue costeada por la SBLM, que después de décadas hace una reparación significativa en Acho.

EL GANADO
Fue el pilar del éxito del ciclo. Excepto la de Campo Nuevo que no dio buen juego, las corridas españolas permitieron muchas faenas de triunfo y corte orejas en todas las tardes, abriéndose la puerta grande en tres ocasiones. Pocos astados fueron protestados de salida y no se utilizó ningún sobrero. El número de toros que embistieron fue extraordinariamente alto, y al menos 20 de un total de 30 lidiados eran para cortar trofeo. El Escapulario de Plata fue para “Veraneante” de Hmns. Garcia Jimenez, lidiado por Manzanares. Por su juego y bravura, destacaron las corridas de Juan Pedro Domecq y Hmnos. Garcla Jiménez, luego la de Zalduendo y la de Garcigrande.
ROCA REY Y MANZANARES A HOMBROS,
GRAN JUEGO DE LOS DE HMNOS. GARCIA JIMENEZ DE LA CASA MATILLA.
La presentación fue el punto débil. La mejor presentada fue la de Juan Pedro Domecq, luego la de Zalduendo. Las demás estuvieron desiguales y en el límite reglamentario. La de Hmnos. Garcia Jimenez se salvó por sus hechuras y, sobre todo, el buen juego que dieron. En muchas plazas como en Lima, la movilidad tapa defectos y acalla las protestas. Es una realidad.

Se comenta que la empresa pretende traer el ganado en marzo, puede ser conveniente, pero además del sobrecosto de arrendar fincas, difícilmente, acepten ganaderos como Juan Pedro Domecq, por el riesgo de que puedan extraerle semen de los toros en tan largo periodo de tiempo hasta su lidia.

LOS TOREROS
El pilar de la feria y tirón taquillero fue Andrés Roca Rey, que actuó en dos tardes triunfales, saliendo a hombros en el mano a mano con El Juli y luego cortando cuatro orejas con Morante de la Puebla y Manzanares en el cierre de feria. Cortó seis orejas y se erigió como triunfador de la feria, recibiendo, además, el Escapulario de Oro, convirtiéndose en el primer peruano que lo obtiene en dos oportunidades y, con Ángel Teruel, los únicos que lo han logrado consecutivamente. Sin duda, que un hijo de sus tendidos esté camino a figura del toreo es el mejor homenaje que ha podido recibir la plaza de Acho en sus 250 años.

José María Manzanares regresó a Lima después de unos años y lo hizo como la gran figura que es. Brilló con su primer toro, en una faena que malogró con la espada. Con el segundo, “Veraneante” también de Hmnos. García Jimenez, al que se le dio vuelta al ruedo y se premió con el Escapulario, de Plata, realizó una faena extraordinaria de principio a fin, que tuvo lugar en los medios, citando a distancia para torear en series largas, limpias y profundas en el toreo fundamental. Sin lugar a dudas, la mejor faena de la feria por encima de las de Ponce, Juli, Roca Rey y Talavante.
Enirque Ponce, en su mejor momento en Acho.Foto Agustin Carbone
Enrique Ponce ratificó una vez más porque es Torero de Lima. Y no por los dos faenones magistrales, uno de rabo que malogró con la espada, sino por la forma en que pone a hervir la plaza desde el paseíllo. Nadie genera esa sensación en Acho, ni el propio Roca Rey -por ahora. No en vano el valenciano es quien más ferias ha toreado, 17, y quien ha actuado por más tiempo en la feria, 25 años, compartiendo estos records con José María Manzanares y Sebastián “Palomo” Linares, respectivamente.

El Juli vino decidido a jugarse entero y sin dar tregua a Roca Rey, dejó en el recuerdo una faena inmensa a gran toro de Garcigrande, perdiendo las dos orejas con la espada. La mejor faena del Juli en Acho desde su presentación en 1998.

Vimos a Alejandro Talavante en su mejor momento, poderoso y artista, muy placeado con un sitio o colocación impresionante, que le permite encontrar toro en todo momento y ligar los muletazos.  Tuvo una gran faena con el 5to de Juan Pedro Domecq, al que no desorejó por la espada.

Morante de la Puebla estuvo predispuesto y logró soberbios muletazos al primero de su lote, pero no pudo acoplarse con el segundo.

Alberto López Simón recibió una oreja en el mano a mano con Joaquin Galdos, pero pudo cortar mas de no fallar con la espada. Cumplió sobradamente con los de Zalduendo, pero no dejó mucho para el recuerdo.
Alejandro Talavante
Joaquín Galdos tuvo una actuación discreta en el mano a mano con López Simón, en el que cortó una oreja. Tiene sobradas condiciones para ser figura, pero deberá pelear desde abajo como todos en España. Todo depende de él.

Joselito Adame estuvo voluntarioso como siempre, es un buen acompañante de las figuras, pero muy por debajo de ellas. Prácticamente inéditos se fueron Juan Bautista y Daniel Luque, que sufrió una fuerte cornada y tuvo que ser operado. Para diferenciarse, Gines Marin sacó raza y se metió un arrimón con un peligroso camponuevo, presentando sus credenciales como torero que quiere ser figura. Los tres pueden volver.

LA AUTORIDAD
Cometió los mismos errores de siempre, tanto en el pase de ganado que no reunía el trapio necesario, como también en la concesión de trofeos, no midiendo con la misma vara a todos los toreros, especialmente en cuanto a la colocación de la espada se refiere. Debe uniformizar su criterio.

El alcalde Peramas cumplió su promesa de peatonalizar el Jr. Hualgayoc por los 250 años de Acho, cambiándose radicalmente la apariencia del barrio taurino, lo que abona a favor de la explotación turística del recinto.

LOS ESCAPULARIOS
Se ha discutido mucho sobre su concesión y el problema de fondo es, por un lado, la informalidad en cuanto a lo que se premia que no está claramente definido ni regulado, y por encima de ello, la composición del jurado.

El prestigio de un premio depende de la calidad e idoneidad de las personas que lo otorgan y, en el caso concreto, funcionarios públicos y aficionados elegidos por sorteo, no brindan ninguna garantía. 

Al igual que en las plazas importantes del mundo y como hasta hace unos años en Acho, el peso de la decisión de los escapularios de oro y plata debe recaer en los estamentos taurinos, porque son los que más conocen y mejor pueden valorar lo sucedido en el ruedo. 

1 comentario:

  1. Resumen muy detallado y analitico de lo ocurrido durante la pasada feria que ha sido la mejor feria que recuerde en 20 años o mas. Nunca los toros embistieron tanto como en esta.
    Saludos,
    L.

    ResponderEliminar